Free Case Evaluation Call Now

No permita que un divorcio lastime sus hijos: Cinco formas de proteger los niños en un divorcio

Un divorcio es algo difícil para los niños, pero no tiene por qué ser devastador. Existen medidas que usted puede tomar para minimizar el impacto negativo que un divorcio puede tener en sus hijos. Aunque no todas estas medidas son fáciles, merece la pena el esfuerzo.

Analice las cinco medidas que detallamos a continuación, las cuales han probado ser de gran ayuda para los niños que tienen que enfrentar divorcio antes, durante y después de este traumático evento.

  1. Sea intencionalmente un ejemplo de madurez.

Aunque ciertamente esto resulta extremadamente difícil, tanto usted como su cónyuge deben tomar la decisión consciente de ser un modelo de madurez frente a sus hijos. Esto les ensenara a responder de una forma saludable y madura cuando enfrenten situaciones difíciles en una relación.

  1. Minimice los cambios en la vida de sus hijos.

Por su misma naturaleza, un divorcio es un evento que altera la vida de todas las personas envueltas. Para los niños, esto puede ser algo especialmente difícil ya que ellos se sienten que no tienen estabilidad ni el control de nada. Teniendo esto en cuenta, haga todo lo que esté a su alcance para minimizar los cambios que tendrán que enfrentar. Por ejemplo, trate de que no tengan que cambiar de escuela, y siempre que sea posible, permita que continúen con los deportes y las diferentes actividades en las que se encuentran envueltos.

  1. Comuníqueselo a sus hijos primero.

Tanto usted como su cónyuge deben tomar el tiempo necesario para sentarse con ellos y comunicarles su decisión. En la medida de lo posible, ellos deben ser de los primeros en saber lo que está pasando porque usted no quiere que se enteren de este tipo de noticias a través de otra persona. Asegúrese de que usted y su cónyuge se encuentran en la misma página sobre lo que van a decirles, traten de ser un apoyo el uno con el otro.

  1. Asegúrese de que sus hijos entiendan que ellos no son culpables.

Erróneamente muchos niños piensan que el divorcio de sus padres es culpa de ellos. Ambos padres deberán tomar un rol activo en asegurarles que bajo ninguna circunstancia ellos tienen la culpa de lo que está pasando. Esto debe ser enfatizado de una manera especial cuando les comuniquen esta noticia por primera vez, pero recuérdenselo una y otra vez durante los meses venideros.

  1. Nunca le pida sus hijos tomar partido

Nunca les pida a sus hijos que tomen ningún bando en un enfrentamiento, tampoco les pida que elijan con quien quieren vivir. Es importante que usted los anime a amar y a respetar ambos padres en este proceso.

Un divorcio es algo difícil tanto para los padres como para los hijos. Considere estos consejos para que pueda atravesar este proceso con los menos problemas posibles. Si tiene alguna pregunta acerca de esto, o si necesita ayuda durante este proceso, no dude en comunicarse hoy con nosotros.