6 Aspectos que toda pareja en proceso de divorcio debería saber sobre la repartición de bienes en la Florida

Uno de los aspectos más importantes en cualquier divorcio es decidir quien se queda con qué. Quién se queda con la casa? ¿Quién se queda con el carro? La mayoría de las parejas casadas acumulan una variedad de bienes y propiedades durante su vida juntos y puede ser extremadamente difícil decidir cómo distribuir las propiedades que poseen.

Los desacuerdos sobre la repartición de estos bienes pueden llevar a serias controversias en un divorcio, es de vital importancia que cualquier pareja que se encuentre en este proceso en el estado de la Florida entienda como funciona este proceso. A continuación, detallamos seis aspectos importantes que toda pareja debe saber sobre la división de propiedades en la Florida. Es importante tomar en cuenta que cada proceso de divorcio es único y que debe consultar un abogado para los detalles específicos de su divorcio o sobre la división de sus propiedades.

1) Si no se llega a un acuerdo, un juez decidirá por ustedes.

Como en la mayoría de los aspectos de un divorcio, si usted y su cónyuge no logran ponerse de acuerdo en cuanto a los términos de la división de sus propiedades, se verá obligado a ir a juicio donde un juez tomará las decisiones. Ya sea de acuerdo a su mejor interés o no, permitir el hecho de que sea un juez quien decida la división de sus propiedades es algo que debería ser cuidadosamente considerado y discutido con su abogado.

2) La Florida es un estado de “División Equitativa.”

La división de las propiedades es algo que varía de Estado en Estado y los resultados pueden variar drásticamente dependiendo de donde sea ejecutado el divorcio. La Florida se considera un estado de “división equitativa.” Esto significa que un juez procurará dividir las propiedades de la pareja de una forma justa y equitativa. La Corte dividirá los bienes de la forma que considere para procurar que la distribución sea lo más justa posible.

3) “Equitativa” no necesariamente significa “igual.”

Los más importante es recordar que el concepto de una distribución equitativa no siempre resultará en una división por partes iguales. Aunque la mayoría de las cortes tratarán de distribuir las propiedades de la forma más igual posible, un juez puede determinar que lo más justo sería dividir las propiedades de una forma dispareja, otorgando una mayor parte a un cónyuge que al otro. Hay una gran variedad de circunstancias que pueden influir en esta decisión, así que tenga en cuenta que equitativo no siempre significa igual.

4) Propiedades Matrimoniales vs no Matrimoniales

La distribución de sus propiedades se verá influenciada de gran manera de acuerdo a como se determine que propiedades son consideradas como matrimoniales y cuales son consideradas por separado, como propiedades fuera del matrimonio. Las propiedades que son consideradas como fuera del matrimonio son aquellas que fueron obtenidas antes del matrimonio, o que fueron heredadas después del matrimonio. En la mayoría de estos casos las propiedades obtenidas durante el matrimonio son consideras como matrimoniales. Solo las propiedades matrimoniales serán divididas entre las dos partes, las propiedades obtenidas fuera del matrimonio serán retenidas por cualquiera de las partes considerada como su propietario. Determinar cuáles propiedades son consideradas como parte del matrimonio es un proceso extremadamente complejo. Por ejemplo, las propiedades no matrimoniales obtenidas antes del matrimonio que han subido de valor durante el matrimonio requieren que el aumento de su valor sea considerado como un bien matrimonial. Adicionalmente, el compartir un bien no matrimonial durante todo el matrimonio puede conllevar que este sea considerado como un bien matrimonial. Le recomendamos que utilice los servicios de un abogado experto que lo ayude a determinar cuáles bienes deben ser considerados como matrimoniales y cuáles no.

5) Las Cortes de la Florida se ocuparán de los bienes que sean difíciles de dividir.

Algunas cosas son fáciles de dividir de una forma práctica y razonable. Por ejemplo, ningún juez requerirá que una pareja divorciada comparta su casa. Pero, el juez le puede adjudicar la casa a uno de los cónyuges y requerir una compensación financiera a la otra parte para compensar su parte de la casa. Esto ocurre cuando uno de los esposos es propietario de su propio negocio. La corte tomará en cuenta los aspectos prácticos de la división de la propiedad cuando tenga que decidir cómo distribuirlas entre los cónyuges.

6) Las deudas también son distribuidas.

La distribución de las propiedades no solo concierne a los bienes, si no también a las deudas. Este es un factor que muchas veces las personas no lo consideran al contemplar un divorcio. Si usted y su cónyugue deben $10,000 en tarjetas de crédito, esta deuda será tomada en cuenta al momento de decidir cómo distribuir los bienes.

Si está considerando divorciarse en el estado de la Florida, es de vital importancia que utilice los servicios de un abogado que le asegure que sus derechos a los bienes y propiedades serán protegidos. Contacte hoy las oficinas de Vásquez de Lara Law Group y conozca cómo podemos ayudarle.

Related Posts

Leave a Reply

Recent Articles

11Dear Vanessa: Can I Vaccinate My Kid Even Though My Ex Doesn't Want To?
Dear Vanessa: Can I Vaccinate My Kid Even Though My Ex Doesn’t Want To?
April 20, 2022
11Finding Joy After Divorce and Rediscovering Yourself
Finding Joy After Divorce and Rediscovering Yourself
April 20, 2022
11How to Enforce Child Support after a Positive Paternity Test
How to Enforce Child Support after a Positive Paternity Test
April 20, 2022